Viernes 24 de Noviembre del 2017

logo

_MG_1727
– Es una de las conclusiones de su Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo

“La acreditación de programas debería ser obligatoria para todas las entidades formadoras” señala en una de sus conclusiones del Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo (TERCE) de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura UNESCO, presentado ayer en el Aula Magna del Centro de Extensión de la Pontificia Universidad Católica de Chile en Santiago.

El TERCE mide logros en aprendizaje de estudiantes de educación primaria en tercer y sexto grado en 15 países, entre ellos el Perú, y en el estado mexicano de Nuevo León, en matemática, lenguaje y ciencias naturales. Los otros países son Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, República Dominicana y Uruguay.

En esta segunda entrega de resultados, la primera fue presentada en diciembre del 2014, se contempla el lanzamiento de los informes principales del estudio con los resultados de logros de aprendizaje y sus factores asociados, es decir las variables que influyeron en sus aprendizajes.

El documento señala también que “los egresados de las carreras e instituciones no acreditadas deberían tener prohibido ejercer como docentes, al menos, en las escuelas financiadas total o parcialmente con recursos públicos”.

En esa misma línea, refiere que “es necesario fortalecer los programas de formación inicial docente de modo tal que promueva que los futuros profesores tengan la capacidad de poner en práctica los conocimientos pedagógicos y didácticos en pos de apoyar a los niños de distintos contextos sociales”.

Por ello, señalan, es recomendable crear una institucionalidad externa e independiente que evalúe y acredite frecuentemente la calidad de los programas de formación inicial.

Asimismo, indica que debido a que la evidencia muestra que docentes con la más diversa formación logran resultados equivalentes a sus estudiantes, sugiere que las capacidades docentes desarrolladas en distintos programas son relativamente homogéneas, por lo que se requieren políticas de mejoramiento transversal.

DATO:

  • El objetivo del TERCE es aportar información para el debate sobre la calidad de la educación en la región así como orientar la toma de decisiones en políticas públicas educativas. El estudio no sólo consiste en la aplicación de pruebas para medir logros de aprendizaje, sino también de cuestionarios  para comprender el contexto y entender  las circunstancias bajo las cuales el aprendizaje ocurre en las áreas evaluadas.
  • En el estudio participaron 195.752 estudiantes, de los cuales 100.752 fueron de tercer grado y 95 mil de sexto grado. Además de 9.965 profesores, de los cuales 4.928 enseñan a estudiantes de tercer grado y 5.037 a estudiantes de sexto grado.
  • Puede ver el estudio completo aquí: http://www.unesco.org/new/fileadmin/MULTIMEDIA/FIELD/Santiago/pdf/Cuadernillo3.pdf