Viernes 17 de Noviembre del 2017

logo

– Estudio elaborado por ex Ministro de Trabajo concluye debe enseñarse en las aulas a “emprender”

fernando villaran

El Perú es un país de emprendedores, cada año se crean 130 mil nuevas empresas aproximadamente, y por ello desde la Educación Básica Regular (EBR) se debe enseñar a los estudiantes a iniciar una empresa, por más pequeña esta sea, para que no fracasen en el intento y por el contrario puedan contribuir con el desarrollo de su nación.

Esa es una de las conclusiones a las que arriba el estudio “Educación Emprendedora en la Educación Básica Regular”, elaborado por el ex ministro de Trabajo, Fernando Villarán de la Puente, por encargo del órgano operador del SINEACE, el Instituto Peruano de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad de la Educación Básica (IPEBA).

El documento indica que en la actualidad el sistema educativo “no dice ni hace prácticamente nada por modificar o evitar la creación de miles de empresas de baja productividad cada año, sencillamente lo ignora, contribuyendo a profundizar la situación de pobreza e informalidad”.

Por ello, plantea la necesidad de implementar una educación emprendedora que permita desarrollar la autoestima de los estudiantes y profesores, recogiendo y valorando sus propias experiencias empresariales y económicas, a través de una saludable discusión sobre la gama de opciones laborales y empresariales que tienen, inclusive más allá de las que ofrecen universidades e institutos pedagógicos.

Pero además, dice, se debe crear condiciones para que tengan experiencias empresariales y económicas previas al emprendimiento como un modo de fomentar el trabajo en equipo, y enseñarles los planes de negocio apropiados a su realidad, con lo cual será más sencillo que creen redes comerciales, productivas y estratégicas.

Villarán de la Puente argumenta que es necesaria –ahora- una educación emprendedora para evitar que otros peruanos arriesguen los ahorros de su vida en un negocio de muy baja productividad, sin capacidad de crédito y poca planificación.

Es más, agrega que “si el sistema educativo se limitase a dar conocimientos, manejo de tecnologías, vida comunitaria, e incluso autoestima, estaría incumpliendo su compromiso con los jóvenes, ya que no estarían preparados para enfrentar los retos del mercado laboral del siglo XXI”.

“No enseñar a emprender sería un acto de irresponsabilidad por parte del sistema educativo, de las escuelas, de los institutos y de las universidades, pues estarían condenando a sus egresados a enfrentar una realidad laboral para la que no los están preparando. No les estarían dando a los jóvenes lo que exige el mercado laboral del siglo XXI”, señala Villarán.

(Foto: La República)