Sábado 20 de Octubre del 2018

logo

gestión-de-la-calidad“Las universidades deben estar comprometidas con el desarrollo del país y por eso de sus aulas deben salir los mejores estudiantes”, remarcó la presidenta del Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (SINEACE), Peregrina Morgan Lora, al comentar que ahora la nueva Ley Universitaria ayudará y regulará a las casas de estudios superiores para que se manejen mucho mejor.

Indicó que era necesario un nuevo texto legal, ya que en la actualidad se había incrementado el número de filiales de universidades con cuestionable calidad, sin especializaciones y con carreras que no tienen ninguna relación con el mercado laboral.

“Es una pena que existan filiales sin docentes calificados, pues así se estafa a los estudiantes. Si la situación es mala en Lima, es mucho más grave en las regiones”, mencionó tras indicar que existe un estudio que tiene por título ‘De profesional a taxista’, dónde se refleja lo que ocurre con los estudiantes al egresar de una carrera que no tiene demanda.

“No tienen como conseguir trabajo”, agregó Morgan Lora y criticó que las entidades que estuvieron encargadas de autorizar la creación de nuevas universidades no velaron porque éstas cuenten siquiera con el mínimo de los requisitos básicos.

Por ello, dijo, con el aseguramiento de la calidad, en el que participarán la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (SUNEDU), con el licenciamiento, y el SINEACE, con la acreditación, se les dirá a los jóvenes postulantes qué pueden estudiar, con la garantía de que recibirán una buena educación.

Sobre esto último, la titular del SINEACE, reiteró que la acreditación es el reconocimiento público que se otorga a las carreras universitarias que lograron demostrar que cumplen con los altos estándares que establece el Estado peruano.

Asimismo, reveló que en la actualidad hay 14 carreras universitarias, en seis regiones del país, que ya cuentan con esa distinción, pero que además hay otras mil 330 en proceso de autoevaluación, de las cuales 563 son obligatorias (carreras de Educación, Salud y Educación) y 767 voluntarias.