Sábado 20 de Octubre del 2018

logo

– Presidenta del SINEACE remarca que el Estado no permitirá que jóvenes se perjudiquen Estudiantes superior

Un mensaje de tranquilidad a los estudiantes es el que transmitió hoy la presidenta del Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (SINEACE), Peregrina Morgan Lora, al asegurar que “el Estado jamás permitirá que se queden sin estudiar en caso se cierren algunas universidades con licencia provisional”.

“Podrán cerrarse universidades, pero ello tiene que ser planificado. Es más, la nueva Ley Universitaria dice que los alumnos tienen que ser reubicados. En caso una universidad no reúna las condiciones necesarias para alcanzar su autorización definitiva, los estudiantes nunca van a sufrir”, dijo tras indicar que lo que se hará es cautelar el derecho que tienen de recibir una educación de calidad.

En ese sentido, remarcó que las casas de estudios superiores tienen que ofrecer un servicio que tenga que ver con las necesidades productivas del país, a fin de que sus egresados ayuden al desarrollo del país.

“Hay carreras que no permiten a sus estudiantes el poder insertarse en el mercado laboral y por ello la decepción de haber destinado tanto tiempo para estudiar, así como recursos, ellos y sus padres, es grande al no encontrar trabajo. Las carreras tienen que estar bien direccionadas”, agregó Morgan Lora.

La titular del SINEACE, comentó que –afortunadamente- la ley marco va ayudar a las universidades a brindar un servicio eficiente y también hará que los estudiantes se den cuenta si la universidad en la que estudian tiene o no calidad.

Respecto a la nueva Ley Universitaria, Morgan Lora, explicó que a la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (SUNEDU), tiene que vérsele en el marco de un sistema nacional de aseguramiento de la calidad, ya que será la encargada de otorgar las licencias de funcionamiento a las universidades que demuestren que cumplen con los estándares mínimos.

“Inicialmente otorgarán autorizaciones provisionales para que comiencen a funcionar. Luego, en un plazo máximo de unos cinco años deberán solicitar su licencia definitiva. Ésta se les dará si demuestran que han mejorado sus condiciones y solo cuando hayan alcanzado elevados estándares de calidad podrán iniciar el proceso para la acreditación en el SINEACE”, informó.