Sábado 23 de Noviembre del 2019

  • Foncodes certificará competencias de líderes 

Un tercer y nuevo grupo de 18 profesionales del Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (Foncodes), del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), serán certificados por el Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (Sineace) como evaluadores de competencias de los expertos en tecnologías productivas familiares, más conocidos como “yachachiq productivos”.

En setiembre del 2018, el Sineace autorizó a Foncodes a fungir como entidad certificadora, por lo que ahora preparan a quienes tendrán la responsabilidad de verificar si los yachachiq productivos cuentan con las competencias para cumplir su rol en el proyecto social Haku Wiñay/Noa Jayatai.

Los yachachiq productivos son líderes que comparten sus saberes y brindan asistencia técnica en el uso de pequeñas tecnologías a más de 209 mil hogares como parte del proyecto Wiñay/Noa Jayatai, a fin de que estas familias puedan ampliar sus oportunidades económicas.

Entre los conocimientos que comparten están la instalación de biohuertos y sistemas de riego, el manejo y conservación de pastos, cultivo de tubérculos, producción familiar, articulación comercial de los excedentes productivo, entre otros.

“Sabemos que nuestros yachachiq hacen bien su trabajo, pero es necesario medirlo. Por eso Foncodes está formando a evaluadores para ese fin. Así podremos saber qué aspectos pueden mejorar para que ofrezcan un servicio de calidad”, sostuvo la directora de Evaluación y Certificación de Educación Básica y Técnico Productiva del Sineace, Gabriela Arrieta Clavijo, tras indicar que los evaluadores son especialistas y supervisores de Foncodes de trece regiones.

Arrieta Clavijo indicó que en los nuevos evaluadores fueron capacitados en la elaboración de instrumentos de evaluación, el desarrollo de pruebas de conocimiento y desempeño, “ya que deben tener la capacidad de ponerse en los zapatos de los evaluados, quienes viven en diversos contextos”. “Esto es lo que hace una evaluación diferente, porque aquí se respeta sus culturas y sus lenguas”, remarcó.

DATOS:

  • Los yachachiq, que en quechua significa campesinos líderes que saben y enseñan, cuentan con estudios de técnica agropecuaria, son originarios de las mismas comunidades y hablan el quechua, aimara y demás idiomas de la selva.
  • Cada yachachiq brinda asistencia técnica entre 30 a 35 familias, rescatando sus conocimientos y prácticas ancestrales.
  • Los evaluadores de Foncodes desarrollan actividades en Arequipa, Ayacucho, Pasco, Amazonas, Lambayeque, Áncash, Cusco, Huánuco, Ica, Junín, Tacna, Libertad y Lima.