Sábado 18 de Noviembre del 2017

logo

Entrevista a Ricardo Cuenca

Por: Rodolfo Paz del Río
Nos sentamos a conversar con Ricardo Cuenca, Psicólogo de profesión,  especialista en Educación Superior y Consejero del Consejo Nacional de Educación.  Cuenca, nos refiere aspectos importantes de la educación superior y nos da a conocer festivamente su libro “Educación Superior, Movilidad Social y de Identidad”.  Él, inmerso en una perspectiva clara a la situación actual de la universidad peruana, nos detalla algunos aspectos de importancia en temas de educación y nos aclara el panorama de la enseñanza en nuestro país, acompañada de una perspectiva diferente, muy a su estilo.
En base a tu experiencia, ¿por qué las universidades peruanas están en niveles bajos en los rankings mundiales? ¿qué  podríamos hacer para revertir esta situación?
 
Cuenca , nos refiere que la educación superior en el Perú está atravesando el mismo fenómeno que están pasando varios países en la región de América latina, que se conoce como el fenómeno de expansión y masificación de la educación superior, asimismo, refirió que esta expansión tiene dos dimensiones de educación; por un lado, se dice que esta expansión lo único que hace es favorecer la democratización de la educación, “entonces existiría un mayor acceso para la gente que normalmente no podría acceder a ella y pertenece a grupos excluidos…”  y por otro lado, también mencionó que existen quienes sostienen que esa masificación de la oferta de la educación superior lo que hace es precarizar la calidad, es decir: señaló que existe la posibilidad de que mayor gente estudie, pero la oferta sería cada vez más heterogénea, y así como se mantiene la calidad en algunas instituciones educativas de educación superior, hay otras que terminan ofreciendo un servicio de muy mala calidad.
Cuenca, también comentó la diferencia entre las universidades de inicio de siglo XX y las de ahora, él nos  especificó que anteriormente las universidades solo buscaban tres puntos específicos: La proyección social, la docencia y la investigación; en cambio, ahora las universidades buscan vínculos directos en ofrecer ofertas a caras del mercado laboral. En esas dos discusiones estaría la universidad peruana y la educación superior.
Por otro lado, Cuenca también habló de la importancia de la discusión en el Congreso de la República, acerca del nuevo marco legal que debe acompañar a la educación superior y a la universidad; y de otro lado, también de la propuesta del Ministerio de Educación, de crear un Viceministerio de Educación Superior.
Respecto a la situación de los estudiantes indígenas, Cuenca sustentó que existe un mayor número de comunidades indígenas que han egresado de colegios y que tienen acceso a la educación superior,  sin embargo, sostuvo que esto  ha generado un movimiento y crecimiento todavía mínimo de profesionales indígenas formados en universidades, que han encontrado una serie de barreras culturales, en una sociedad  aún segmentada y con discriminación, pese a lo avanzado en su vida. Mencionó el Consejero del CNE.

 

¿Entonces consideras que aún se segmenta a los estudiantes de uno u otra manera?
“Sí, claro, así como está segmentado el país” mencionó Cuenca,  quien  refirió que en uno de los ensayos del libro que presenta, respecto a la Educación Superior y la Movilidad Social.  “Cuando uno mira la movilidad social intergeneracional , aquellas personas que vienen de comunidades indígenas y campesinas, que han accedido a la educación superior, tiene el check listo en respecto de la educación que recibieron de sus padres, entonces intergeneracionalmente sí hay una movilidad social, sin embargo el haber alcanzado esto, los hace moverse dentro de un mismo rango.
¿Cómo está el nivel de calidad de un alumno de Lima comparado con uno de provincia?
El entrevistado refirió que la respuesta más rápida e inmediata,  es el fortalecimiento de la universidad pública, “yo creo que en el momento que el estado retome las decisiones de política respecto a fortalecimiento de la universidad pública, este asunto va a mejorar y entonces la opción de expansión de la oferta,  va a tener punto de apoyo para los que necesariamente no tienen el dinero para pagar en una universidad limeña o estudiar en una universidad privada de las regiones.
¿Existen universidades que solo buscan el fin comercial?
Ricardo Cuenca refirió que no tiene nada en contra del mercado, pero que sí está en contra en pensar que la universidad es solamente un mercado. “Deberían existir formas de regulación para que esta oferta se ofrezca de calidad”.
Asimismo, sostuvo que en el Consejo Nacional de Educación, se ha propuesto en el marco de la ley de educación, el  ofrecimiento de la creación de una institución que pueda tener una vigilancia y control desde el Estado de la oferta. Asimismo, enfatizó que cuando refiere  al control del Estado, no se refiere a un control,  ni a una vigilancia, ni una coacción respecto del ejercicio privado, sino  al velar por el tema de calidad de la educación. Indicó también que la educación es un beneficio público y no importa si viene del estado o de lo privado.
Respecto a los docentes, sostuvo que hay que profesionalizarlos y hacer que estudien una especialidad en educación para saber que no solo son buenos ingenieros,  sino también buenos profesores en ingeniería… “no puedo en nombre de la libertad de mercado, sacrificar calidad….” Indicó el experto en educación superior.
 ¿Cómo ves el compromiso de los alumnos en relación a la exigencia de calidad para con sus universidades?
 
Cuenca, nos menciona que todavía está instalada la errónea idea de que es un proceso natural el acabar el colegio y empezar la universidad, cuando en realidad  es una opción. Asimismo enfatizó que  otra iniciativa podría ser la de estudiar en institutos superiores.
Finalmente, Ricardo Cuenca comentó acerca del libro que editó en el IEP,  “Educación Superior, Movilidad Social y de identidad”,  que recoge un conjunto de artículos académicos y de reflexiones académicas de investigadores interesados en el tema de educación superior en dos líneas específicas: Primero, tratando de responder si la educación  superior está realmente siendo un instrumento y vehículo en movilidad social en este país; y segundo, la identidad, cómo se modifica a través de la educación superior, a la luz de este conjunto de nueva oferta que está ofrece cada vez más creciente y compleja para las poblaciones indígenas.