Viernes 20 de Septiembre del 2019

  • Apunta a mejorar la calidad de sus servicios a través de personal competente.

La certificación de competencias en el sector Justicia da sus primeros pasos. Y es que sus principales representantes como el Poder Judicial, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, y el Ministerio Público manifestaron su apoyo para desarrollar procesos de evaluación a los miembros del sector con fines de asegurar la calidad en los servicios de justicia.

Así lo informó el Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (Sineace) durante una mesa sectorial en donde se discutió la posibilidad de evaluar este recurso humano, el cual también permitirá potenciar las capacidades al identificar aspectos que se deben mejorar. En ese sentido, podría verificarse si jueces, fiscales, abogados u asistentes están calificados para ejercer sus funciones con calidad.

El viceministro de Justicia, Fernando Castañeda Portocarrero, indicó que actualmente no existe un sistema de certificación por competencias en el sistema Justicia, por lo que la certificación, impulsada por el Sineace, resulta de suma importancia. Asimismo, resaltó que parte del trabajo de fiscales, jueces y asistentes implica desarrollar un conjunto de destrezas y competencias, por lo que expresaron su apoyo para impulsar este proceso.

“Cuentan con toda la disponibilidad y disposición del Ministerio de Justicia para poder contribuir con ello, ya que somos la secretaria técnica del consejo para la reforma del sistema de justicia. Estamos muy interesados en que los recursos humanos sean fortalecidos en todas las instituciones del sistema de justicia.

La jueza suprema titular Janet Tello Gilardi, en esa misma línea, enfatizó que la certificación de competencias es una propuesta muy llamativa y trascendente para el país, por lo que podría sumarse a las acciones y los esfuerzos que vienen realizando los jueces para garantizar la eficiencia, eficacia y calidad del servicio.

“Particularmente, estoy interesada en que se pueda certificar. Hay mucho por dónde mirar para hacer la certificación y se podría focalizar, por ejemplo, en la violencia contra las mujeres. Podría tener mucha trascendencia para quienes estamos involucrados en esta problemática”, agregó Tello Gilardi.

En esta reunión, también participaron otras instituciones como el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, el Ministerio de Relaciones Exteriores, la Defensoría del Pueblo, la Instituto Nacional Penitenciario del Perú, la Academia de la Magistratura, así como organizaciones de la sociedad civil.

La presidenta del Consejo Directivo Ad Hoc del Sineace, Carolina Barrios Valdivia, indicó que esta primera reunión está orientada a impulsar los procesos de certificación en el sector. En ese sentido, en próximos encuentros se podrán definir qué ocupaciones deben certificarse, quiénes son los expertos que deben definir los estándares de evaluación, quiénes podrían ser entidades certificadoras, qué incentivos considerar y en qué regiones focalizar el proceso.

“Desde el Sineace tenemos la tarea de generar espacios de diálogo que permitan generar consensos y avanzar en estos procesos que garantizan la competitividad de las personas. La certificación de competencias está orientada a mirar la calidad del desempeño y contribuye a seguir mejorándolo constantemente”, finalizó.