Domingo 19 de Noviembre del 2017

logo

Ministerio de Cultura y Sineace certifican a 28 evaluadores de expertos en lenguas indígenas u originarias

  • En esta primera promoción hay 25 quechua hablantes y 3 de lengua aimara.

Veintiocho quechua hablantes y de lengua aimara fueron certificados como evaluadores en el perfil de expertos en comunicaciones en lenguas indígenas u originarias por el Ministerio de Cultura y el Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (Sineace).

Esta primera promoción de evaluadores fue reconocida por el viceministro de Interculturalidad, Alfredo Luna Briceño, y por la Presidenta del Consejo Directivo Ad Hoc del Sineace, Carolina Barrios Valdivia, pues serán ellos quienes den fe de que otros peruanos originarios y bilingües pueden prestar servicios públicos para facilitar la atención en educación o salud.

Luna Briceño informó que la primera campaña de certificación de competencias a servidores públicos bilingües se realizará en Apurímac con una meta de 200 servidores certificados de sectores priorizados, quienes iniciarán en dicha región, el primer piloto de implementación de servicios públicos con pertinencia lingüística.

En esa misma línea, comentó que los traductores y evaluadores de lenguas originarias han tenido un rol importante en la prevención de conflictos y generación de consensos en un contexto de interculturalidad. En ese sentido, indicó que la entrega del “certificado refrenda en un documento lo que –los evaluadores- tienen en el corazón”.

Durante su discurso remarcó que no podrá haber desarrollo en una nación si no hay inclusión o si el servicio público es limitado cuando no se valora la identidad cultural. “Nunca más una lengua sometida, nunca más una lengua prohibida, nunca más una lengua limitada a hablar en la oscuridad del hogar“, acotó.

Por su parte, la presidenta del Sineace comentó que en el Perú existen 47 lenguas originarias, las mismas que son habladas por unos cuatro millones de peruanos, por lo que hoy los evaluadores tienen un reto muy grande en certificar a expertos en comunicaciones en lenguas indígenas u originarias pues ellos fungirán como facilitadores de la integración en el país.

“Ellos tendrán a su cargo la evaluación de traductores de las diferentes zonas de habla originaria, facilitando la comunicación entre los ciudadanos en servicios fundamentales. Esta certificación a los evaluadores es una forma de acercarlos a la ciudadanía, permitiendo mejorar la calidad del servicio que se brinda y también les permitirá mayores oportunidades laborales”, apuntó.

DATO: