Domingo 18 de Noviembre del 2018

Para el 2021 todas las carreras deben estar acreditadas, no solo las de Salud, Educación y Derecho.

gestión-de-la-calidad

De aprobarse tal cual el capítulo IV del dictamen de la Ley Universitaria, que hoy inicia su debate en el Pleno del Congreso, los procesos de evaluación, acreditación y certificación para el mejoramiento de la calidad educativa serán obligatorios.

Según el texto legal, aprobado por mayoría en la Comisión de Educación del Parlamento, se ratifica que el Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (SINEACE), a través de su órgano operador correspondiente, es el encargado de acreditar directamente las carreras o instituciones de educación superior universitaria o de validar aquellos procesos de acreditación realizados por entidades especializadas con prestigio internacional debidamente autorizadas.

Al respecto, la presidenta del SINEACE, Peregrina Morgan Lora, explicó que lo que indica el dictamen en sus Disposiciones Transitorias es que todas las carreras profesionales universitarias deberán acreditarse en los próximos siete años.

“Hoy son obligatorias: educación, salud y derecho, pero para el 2021 todas las carreras deben estar acreditadas”, dijo tras comentar que el logro de la acreditación otorga muchas ventajas, pues el reconocimiento del Estado peruano a la calidad educativa permite a la universidad presentarse como una alternativa válida frente a la comunidad.

Sostuvo además que “para una universidad que cuenta con carreras acreditadas la posibilidad de acceder a los beneficios de la cooperación técnica internacional son mayores; pero también favorece a sus estudiantes al ampliárseles –consecuentemente- las oportunidades de incursionar con éxito en el mercado laboral con mejores ingresos”.

Morgan Lora precisó que en la actualidad, a través de su órgano operador, el Consejo de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad de la Educación Superior Universitaria (CONEAU), han acreditado en total catorce carreras en nueve universidades del país.

DATO:

– El dictamen establece en su sétima disposición transitoria que solo las universidades cuyas facultades o carreras cumplan con la acreditación de la calidad en los plazos previstos otorgarán títulos a nombre de la Nación, obtendrán beneficios tributarios y participarán en fondos concursables destinados a la investigación e innovación. El resto solo podrá entregar título a nombre propio.