Jueves 20 de Septiembre del 2018

logo

  • Exmiembro del IPEBA obtuvo reconocimiento por su aporte a la educación peruana.

La exintegrante del Consejo Consultivo de uno de los órganos operadores del Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (Sineace), María Elena Valdivieso Gaínza, fue reconocida por el Ministerio de Educación (Minedu) con las Palmas Magisteriales en el grado de Amauta, por su excelente aporte a la educación peruana.

Se trata de un reconocimiento que se otorga a los ciudadanos que hayan ejercido la dirección o ejercicio de la docencia de forma extraordinaria. En ese sentido, Valdiviezo Gaínza destacó por su trabajo sobre orientación del educando en la educación inicial, así como publicaciones relacionadas al nivel inicial, la familia, los derechos del niño, la mujer y la educación a distancia.

En su discurso de agradecimiento, la educadora solicitó al Ministerio de Educación focalizar la atención en los derechos de los niños del Perú. “En esta etapa se define el desarrollo de las capacidades del ser humano, las funciones ejecutivas, las cognitivas y, de manera especial, las actitudes básicas frente a la vida, al prójimo y a la naturaleza. Asimismo, se ponen los cimientos de los valores para un desarrollo humano cabal, una conducta cívica, honesta y responsable, tan necesarias en el mundo de hoy”, agregó.

María Elena Valdiviezo, fue miembro del Consejo Consultivo del extinto Instituto Peruano de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad de la Educación Básica (IPEBA) del Sineace, cuyas funciones se constituyeron en las direcciones de Evaluación y Certificación de Educación Básica y Técnico Productiva (DEC EBTP), y de Evaluación y Acreditación de Educación Básica y Técnico Productiva del Sineace (DEA EBTP).

Actualmente es presidenta de la Red Nacional de Promoción de la Infancia y docente principal de la Facultad de Educación de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP).

Las Palmas Magisteriales también fueron otorgadas a doce (12) maestros y profesionales. En el grado de Amauta, se reconocieron a Gustavo Gutiérrez Merino, Santiago Cueto Caballero y María Elena Valdiviezo Gainza, los cuales destacaron por sus méritos académicos y su aporte a la mejora de la educación y las políticas educativas.

En el grado de Maestro, se reconocieron a Juan Enrique Condori Machaca y Wilfredo Hernán Bizarro Flores, de la región Puno; Ángel Johel Centurión Larrea, de Lambayeque; y Yomer Edison Vela Collazos, de Huánuco. Estos palmarios fueron otorgados por la excelente trayectoria a nivel local y regional.

Asimismo, se condecoraron en el grado de Educador a María Elena De La Cruz Escalante y Domitila Ventura Janampa, de Pasco; Ninoska Achahuanco Fuentes, de Cusco; Bertha Ofelia Saavedra Silva, de Ica; y Elio Yvan Soto Marchán, de Madre de Dios.

DATO:

  • Las Palmas Magisteriales se otorgan desde 1949 a los profesionales que contribuyeron notablemente en el desarrollo de la educación, la ciencia, la cultura y la tecnología de nuestro país.