Viernes 25 de Septiembre del 2020

Autoevaluación: Tres instituciones educativas explican su importancia

  • Sineace conversó con un colegio, un instituto y una universidad.

No hay duda que, para lograr la calidad educativa, las instituciones de cualquier nivel deben emplear la autoevaluación como una herramienta de mejora continua. Eso ya lo saben los más de 30 000 comités de calidad que trabajan en su autoevaluación, y que pueden reconocer en sí mismas qué están haciendo bien o qué pueden mejorar, informa el Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (Sineace).

La directora del I. E. Agustín de Hipona Coprodeli del Callao, Marivel Sandoval Castro, explica que la autoevaluación es un proceso que recoge información de todo su quehacer como la gestión de la dirección, el trabajo de los docentes, la infraestructura, la relación con los padres de familia, etc. De ese modo, han podido elaborar planes para mejorar la calidad educativa en base a evidencias reales dentro y fuera del colegio.

En esa misma línea, la coordinadora del comité de calidad del Instituto Pedagógico Nacional Monterrico (IPNM) de Lima, Dany Briceño Vela, refiere que la autoevaluación es una estrategia importante porque permite identificar cómo avanza el logro de estos planes y las metas institucionales. Además, resalta que es un proceso participativo, en el que se involucran todos los actores que trabajan y se benefician del servicio educativo.

“En la autoevaluación están involucrados los tomadores de decisiones, los docentes y los estudiantes. También están las organizaciones o empleadores, porque son los que van a acoger a los egresados. Ellos te dicen qué es lo que necesitan o qué competencias se requieren reforzar. Entonces, la autoevaluación te permite tener la retroalimentación de los actores que están dentro y fuera de la institución”, explica Briceño.

Sandoval Castro coincide con Briceño y destaca la participación de los estudiantes en la autoevaluación, pues son ellos los que expresan si están satisfechos con la educación que reciben, si sienten que están aprendiendo o qué otras necesidades tienen. “Muchos nos dicen con sinceridad qué nos está faltando, pues tienen la libertad de expresarse”, subraya.

Por su parte, el director de Calidad de la Universidad Católica de Santa María (UCSM) de Arequipa, Hugo Tejada, precisa que la autoevaluación es importante porque ordena todos los procesos de la institución y permite saber si están cumpliendo con lo que ofrecen al estudiante y al país. “El análisis se hace en base a los estándares de calidad que propone el modelo del Sineace”, señala.

Tejada compara el proceso de la autoevaluación como un camino en el que todos los procesos de la universidad deben pasar continuamente. Solo así van a poder mejorarlos y adaptarlos a los nuevos cambios. “Es lo único que nos va a mantener vigentes en el tiempo y lograr brindar servicios educativos de mejor calidad”, sostuvo.

Dany Briceño del IPNM destaca que con la autoevaluación las instituciones son más conscientes de lo qué hacen y el para qué lo hacen. Resalta que es un proceso que “genera iniciativa, búsqueda de alternativas y llama a la creatividad”. Además, refiere que la autoevaluación va más allá de cualquier incentivo económico, pues el fin es lograr que el estudiante acceda a un servicio que mejora día a día.

DATOS:

  • Para conocer que programas ya iniciaron su proceso de autoevaluación, visite el buscador de carreras acreditadas en el siguiente link.