Miercoles 28 de Octubre del 2020

  • En el I Encuentro de Jefes de Calidad 2020 que organizó el Sineace.

Tres mecanismos que se articulan e impulsan la calidad educativa universitaria son el licenciamiento, la autoevaluación y la acreditación. Esta fue la principal conclusión a la que llegaron las más de 80 universidades y escuelas de las Fuerzas Armadas del Perú que participaron del I Encuentro de Jefes de Calidad 2020 “Articulación: Licenciamiento, Autoevaluación y Acreditación”.

En este espacio, organizado por el Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (Sineace), se supo que, si bien no existe una norma que vincule la acreditación y el licenciamiento, en la práctica sí se integran. Así lo explicó el director de Evaluación y Acreditación de la Educación Superior Universitaria (DEA ESU) del Sineace, Hugo Rosales García, quien señaló que el licenciamiento es un requisito para que los programas logren la acreditación.

“Desde el 2019, solo pueden solicitar la evaluación externa, aquellos programas que están dentro de una universidad con licencia institucional”, precisó el director de la DEA ESU, quien comentó que el licenciamiento señala cuáles son las carreras que cumplen con las condiciones básicas de calidad, y en qué sedes o filiales están ubicadas.

Por su parte, la jefa de Acreditación de la Universidad Privada del Norte (UPN), Elvira Escobedo Moreno, manifestó que el licenciamiento y la acreditación son procesos que contribuyen con el crecimiento y la mejora de su universidad. Ella destacó que el licenciamiento les ayudó a ordenar y organizar distintos procesos de la institución, mientras que la acreditación los fortaleció y estableció acciones de mejora continua.

Escobedo Moreno subrayó que el impacto de ambos procesos “resulta positivo en la calidad del servicio educativo, siendo los principales beneficiarios los estudiantes, los grupos de interés y la sociedad”.

Por su parte, la jefa de la Unidad de Gestión de la Calidad de la Universidad Nacional del Centro del Perú (UNCP), Rocío de la Cruz, y la presidenta del comité de calidad institucional, Marilú Uribe Hinostroza, coincidieron en que el licenciamiento les permitió revisar y ordenar sus condiciones básicas de calidad, y la acreditación fue una exigencia mayor con un enfoque de mejora continua, en donde la autoevaluación fue una herramienta clave.

Precisamente, sobre la autoevaluación, la presidenta del Consejo Directivo Ad Hoc del Sineace, Carolina Barrios Valdivia, destacó que es un procedimiento que sostiene e instala la cultura de la calidad, pues permite conocer los logros y las oportunidades de mejora. Además, dijo que es un proceso que desarrolla capacidades como el aprendizaje continuo, la responsabilidad colectiva, y la gestión de la información y el conocimiento.

Por otro lado, en el encuentro se capacitó a las universidades participantes en el uso de plataformas informáticas como el SIGIA – SAE ESU y SEVEX, las cuales están diseñadas para que las instituciones gestionen la información en sus procesos de autoevaluación y evaluación externa.

DATOS:

  • El encuentro contó con la participación de universidades públicas y privadas de todo el país, así como Escuelas de las Fuerzas Armadas.
  • Para conocer más sobre la autoevaluación y la acreditación, puedes visitar el sitio web del Sineace en sineace.gob.pe.